Entre mis planes de verano no estaba ir a la campus party Europa que iba a tener lugar en Berlín.
Pero la vida da vueltas y presenta las cosas a su manera, es decir, encontrarme con una entrada para ir.

He de decir, que para mi la campus party se había quedado en aquello que algunos amigos me transmitían de la campues party hace muuuuchos años, es decir, que principalmente era una LAN party, el disfrute de una banda ancha en local que hacía que todo el mundo volviese con discos de teras llenos de películas, series, música, etc, etc y bueno, el fenómeno me llamaba la atención, pero no siendo las LAN party mi fuerte pues nunca llegué a ir.

Además cuando Telefónica anda por medio de los eventos, cubriéndolos de publicidad, queriendo comprar lo que no son capaces de generar, queriendo vender lo que no son, entonces siempre una tiene sus recelos hacia el evento, pero aun así había muchas charlas, talleres y todo tipo de cosas que tenían una pinta estupenda.
Así que haciendo una abstracción de lo publicitario del evento, hasta el empacho, pues voy a comentar un poco como fueron los días de la campus, pues al final me pasé más o menos todos los días :-)))

Una de las cosas que más me atraían no tenía nada que ver con la campus party, sino con el sitio donde tenía lugar, el aeropuerto de Tempelhof. La historia reciente está muy presente, primero fue un aeropuerto nazi durante la Segunda Guerra Mundial, posteriormente pasó a manos de la Unión Soviética, para que después pasar a manos americanas una vez hecha la división en cuatro áreas que sufrió Berlin tras la guerra. Tempelhof es sobretodo conocido por el puente aéreo que protagonizó en la postguerra, cuando tuvo lugar el bloqueo a Berlin durante un año por parte de la Unión Soviética. Toda esa historia nos rodeaba, de alguna manera era un ambiente extraño, pero ahí estaban más de 8000 personas compartiendo ese espacio para hablar de tecnología, robótica, biotecnología, software libre, privacidad, emprendeduría, revolución, web, negocio, etc, etc.

Un aeropuerto que estaba en el tunel del tiempo del pasado, un evento que donde se proyecta el futuro, una mezcla de sensaciones curiosa e interesante.

Las inscripciones se hacían en los mostradores donde hacer la tarjeta de embarque, era divertido ver cómo la mayoría de los voluntarios que hacían ese trabajo eran españoles, así que todo el proceso de registro se hacía en inglés, pero lo que pude comprobar es que los idiomas que más se oían eran el español y el alemán, bueno el inglés como lengua vehicular, pero lenguas nativas español y alemán :-D. Parece ser que el primer día se formaron colas enormes, y pese a que bastantes nos habíamos negado a subir una foto a la web, una tiene derecho a su privacidad, pues finalmente era oblgatorio y en el momento te hacían una foto del careto. Por otro lado te avisaban de que tenías que registrar el ordenador, al cual pondrían una pegatina con el mismo código de barras que tu entrada, por aquello de asegurarse de que nadie era demasiado amigo de lo ajeno, eso si lo que es una faena, es que al quitar la pegatina deja una marca de “void-void-void-void” lo cual a más de uno ha molestado.

Nada más pasar por el control de seguridad, si hasta en eso se parecía a un aeropuerto de verdad :-/, se llegaba a lo que debía sera la zona de aviones o reparaciones o … un amplio espacio cubierto pero “al aire”, limitado por unos contendores que hacían de corta vientos aparte de ser una decoración curiosa y apropiada 🙂

 

El número de charla simultáneas era infinito o casi, no hay más que ver la parrilla de charlas, sin sumar las charlas informales, encuentros, talleres, otras actividades, hackatones particulares, infinitas horas de juego, en fin, que lo que no se veía por ahí era gente aburrida 😀

El primer día pensaba ir a un montón de charlas muy interesantes, fui al keynote que daba Paulo Cohelo, muy emocionante e interesante ver sobre la mesa, defender que lo principal es que uno haga lo que le gusta, lugar por ello, y que para conseguirlo compartir es el mejor camino. Alguien con experiencia y fama, que apueste por compartir su obra libremente en Internet, que promueva la defensa de la cultura a través del compartir, en momentos donde vemos como la cultura está siendo embestida por la industria cultural y del entretenimiento, es más que inspirador, así que, fue un buen comienzo :-).

Luego tenía idea de ir a más charlas, entre ellas la que tenía lugar en la zona de software libre, en concreto a la de Freifunk, que trabajan especialmente creando redes wireless, creo que es un proyecto hermano a guifi.net.

zona de costura Pero todo quedó en buenas intenciones, porque finalmente me lié en una zona donde poder vestir tus cacharritos :-D, es decir, podías diseñar, cortar y coser distintas fundas para el portatil, el móvil, el libro electrónico o cualquier otra cosa que se te ocurriese, así que como siempre he querido hacer esas cositas, esta vez me lancé y estuve entretenida casi todo el tiempo, entre otras cosas, porque tal fue el éxito de este taller, que las máquinas de coser fueron siendo baja a lo largo del día, así que tocaba un poco de paciencia para coser ;-). Y el resultado fue este, y la verdad que estoy contenta, no tiene una terminado muy fino, pero funciona 😀

El primer día aparte de está “magnífica obra de arte” 😛 , me encontré con varios amigos, lo cual siempre es una alegría y además con muchas ideas, promover el día del coworking en España, dar a conocer las iniciativas de coworking que estan surgiendo por varias ciudades y crear una red entorno a ello, en fin, una charla interesante.

En los siguientes días, ya me puse en modo charlas, varias interesantes pero me gustaría destacar la charla sólo algunas. Primero la dada por Keren Elazari  que habló de ciberpunk y ciencia ficción, aquí dejo un vídeo suyo , que no es de la campus pero es de este año en la DLDWomen . Creo que una de las cosas que más me sorprendió y gustó de la campus party, fue que había mucha presencia de mujeres dando las charlas y los talleres, en cualquiera de las áreas, así que por fin!! no es sólo hablar, debates, mesas redondas sobre que las mujeres deben estar, que porque no se las ve, que blablabla, un rollo, sino directamente estaban, y eso me gustó 🙂

La FSFE también hizo su presentación, dando a conocer su trabajo y varias de las campañas que están ahora mismo en marcha, una que es hacer una petición masiva para que aparezca el logo de adobe de las webs donde están enlacezados ficheros PDF cómo si fuera el único lector de PDF disponible, en software libre hay un montón, para variar 😀 y por otra la campaña para liberar los androids, cuyo resultado tuvo, que en el siguiente taller, liberé mi HTC Desire. En otro momento, y la charla aunque no estuvo mal, personalmente tenía un componete más de curiosidad, por ver en persona a una leyenda de la cultura hacker, al Captain Crunch, personaje del que varios amigos me contaron en su día todas sus aventuras 🙂

Todas las keynotes a las que asistí  estuvieron interesantes, con Don Tapscot de Macrowikinomics, Yossi Vardi, y de guinda Tim Berners Lee 🙂 co invertor de la web y que sigue pensando en ello