pues hablando de todo un poco, y dado que los “remedios de la abuela” es algo que siempre me ha interesado, ahora lo llaman homeopatía, herbolarismo o no se qué, pero el caso es que voy a ir apuntando las cualidades de ciertos elementos naturales (antes de que los patenten las farmaceúticas)

Yendo al grano, las semillas de apio viene bien para cuando uno tiene el estómago suelto, para aliviar los dolores de la regla, para la artritis y la ansiedad, ahh y las embarazadas que no lo tomen…. de momento es lo que hay, no está mal para empezar 😉

Las semillas se pasan en pequeñas dosis y pasándolas con un poco de agua. Y no comprarlas en floristerías!!! que esas llevan aditivos químicos, así que al herbolario de cabeza 🙂