Apr 092017
 

#luxTrial March for Freedom still marchingEn todos los rincones del mundo, la gente, sus pueblos están luchando por sus derechos, pero vivimos en una época donde el exceso de información nos satura y hace que la memoria se mantenga a corto plazo y archive luchas pasadas. Pero a la vez sabemos que nuestras luchas están conectadas, que el capitalismo está devorando todos nuestros derechos pero a la vez siente la amenaza de todos esos levantamientos populares alrededor de todo el globo.

Desde el 2011, cuando comenzó la primavera árabe en Túnez y fue recorriendo como una ola el mundo, cuando tomamos las plazas, y nos volvimos a encontrar pasó algo sin precedentes, fuimos capaces de vernos en esos otros, lejanos pero no ajenos, nos reconocimos en sus luchas y ellos en las nuestras, la fronteras se desdibujaron.
Ahora hemos puesto el foco en nuestras luchas locales, el mundo quedó allá afuera, nos enfrentamos a leyes más represivas, a situaciones de precariedad más acuciantes, poco a poco se va instalando una cultura del miedo, pero es nuestra responsabilidad desbordarla y seguir conectados.

La llamada “March for Freedom” or Marcha por la libertad, fue una inicitativa autoorganizada que surgió después del movimiento de Oplatz, donde se tomó una plaza en el centro de Berlin. El movimiento luchar por los derechos de los refugiados, por la libertad de movimiento y por el derecho a quedarse (y no ser deportado), fue un momento significativo, lleno de fuerza y energía, donde distintos grupos de refugiados se unieron para luchar contra la política de aislamiento, represión, segregación, la violación sistemática de los derechos humanos por las leyes de asilo. Se consiguieron algunas victorias como la abolición del  Residenzpflicht, o la restricción de movimiento de los refugiados a un diametro determinado alrededor de la ciudad donde había pedido el asilo.

La “March for Freedom”, tenía como objetivo marchar a través de Europa, convirtiéndose es un desafío contra las leyes de la Europa fortaleza, al tener que cruzar varias fronteras, haciendo visible  lo absurdo de su existencia, denunciando la política europea de asilo. Al pasar por pueblos y ciudades, la marcha se encontró con el apoyo, la solidaridad de la gente, destacando así que la gente es gente.

Las acciones llevadas a cabo durante la marcha estaban basadas en tácticas de desobediencia civil y no-violenta, visitando campos de refugiados, cantando, gritando eslóganes, para desenmascarar lo inhumano de las políticas migratorias.

 Paralelamente en Luxemburgo estaba teniendo lugar un encuentro euroepa de ministros del Interior. Como uno de los puntos en el orden del día era la política migratoria, la protección de las fronteras, desde la “March for Freedom” se decidió hacer una parada delante de la sede de dicha reunión. Así, se hizo una manifestación pidiendo hablar en dicho encuentro, al considerarse que las personas afectadas deberían tener derecho a expresarse sobre su futuro. La policia reaccionó de una forma más violenta que lo esperado, no quisieron tener interlocutor con la Marcha, usaros gas pimienta, gas lacrimógeno, porrazos, contaban con la presencia de perros policías, uno de los cuales lanzaron contra un manifestante. El resultado fueron 13 personas detenidas, que al cabo de algunas horas fueron puestas en libertad.

La violencia policial fue ampliamente documentada, por fotógrafas, activistas, periodistas, hasta tal punto fue desproporcionada que hubo denuncias personales contra la policía en las embajadas de Luxemburgo de los países de origen.

Os recomendamos escuchar el programa de radio de #WeRadio donde se relata la experiencia.

Dos años y medio después, 6 activistas han sido acusado de rebelión armada contra el estado de Luxemburgo y por uso de violencia contra la policía. Tres de los inculpados son personas en proceso de petición de asilo y las otras tres personas son activistas dentro del movimiento de apoyo a los refugiados. Las personas no fueron notificadas con el suficiente tiempo como para poder hacer una apelación de la denuncia.

El juicio se celebró en dos días, el 5 y 6 de abril. Decenas de activistas estuvieron en el juicio dando apoyo a los acusados. El primer día, se mostraron vídeos del día de los hechos y declararon 2 de los inculpados. La traducción(al alemán y al árabe) proporcionada fue deficiente ya que no se traducía correctamente el contenido de los testimonios . El segundo día, declararon el resto de inculpados así como la policía, no se dio ninguna evidencia sobre los hechos de la acusación y tampoco si los inculpados eran quienes habían cometido los hechos. Uno de los policías declaró daños morales como resultado de haber tenido que hacer uso de la medicación contra el SIDA, al tener miedo de haber sido contagiado durante la manifestación.

Los policias reclaman una indemnización por daños de 19.200 euros. La sentencia del juez llegará en el mes de mayo.
El objetivo es dejar claro que en todo Europa se está llevando a cabo una criminalización de todas aquellas personas que están luchando por los derechos de los refugiados y migrantes, denunciando las políticas de colonización y la complicidad con los dictadores por parte de los gobiernos europeos.

Se agradecería cualquier muestra de apoyo, ayuda a la difusión del juicio contra “March for Freedom”, puedes hacerlo traduciendo, diseñando, componiendo, dibujando, escribiendo, cantando, apoyo financiero, te puedes poner en contacto con  oplatz AT oplatz.net y así aprovechamos y vamos tejiendo redes.

 Posted by at 2:40 pm

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)